Boomlapop, una tienda diferente

boomlapop.jpg

Boomlapop es una tienda diferente. Tienen un espíritu diferente al de casi todas las tiendas españolas, muy particular y muy original.
Tienen un catálogo muy extenso:
-Camisetas chico/chica
-Polos
-Bolsos
-Cromos
-Zapatillas
etc….

Y multitud de diseños entre los que seguro que encuentras alguno que te guste, los hay de todo tipo: cómicos, poéticos, sexuales, atrevidos…
Los precios no son caros, camisetas a 14 euros, sudaderas a 35 euros por ejemplo. Los gastos de envío  son muy baratos, te valen 3 euros, pero hay que esperar como máximo 15 días, o sea , no se dan mucha prisa.

Lo malo de esta tienda es:
El diseño de la web es a base de flash y muchos gráficos, es dificultoso navegar y encontrar las cosas que te pueden gustar. Muy borroso todo y muy embarullado.
No tienen por qué perder su estilo propio con un diseño más sencillo y fácil de manejar para el usuario.

De entre todos los productos me gusta la sudadera Tengo un secreto, pero ahora que estamos en verao elijo A different happy end, in Japan :

boomlapop-japan.jpg

2 comentarios

  1. Hola! gracias por comentar.
    Añado tu blog a mi netvibes 😉

    Intentaré hacer una crítica de tiendas cada día. He comprado en casi todas y sigo comprando.

    Un saludo.

  2. Buena información.
    Tal vez saquemos algo.

    Gracias!

    Saludos,
    Anna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de privacidad

Finalidad » gestionar los comentarios.

Legitimación » tu consentimiento.

Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dreamhost (proveedor de hosting de locompras) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dreamhost (https://www.dreamhost.com/legal/).

Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2018 Lo compras!

Tema por Anders NorénSubir ↑